“EL MOVIMIENTO INDÍGENA PUSO EN CONTRADICCIÓN LAS NORMAS DE DD.HH. INTERNACIONALES”

Posted on Actualizado enn

Por Manuel Lonkopan

En un auditorio del Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires que se mostró repleto, Rodolfo Stavenhagen brindó una conferencia referida a los derechos internacionales de los pueblos originarios y sus implicancias en los países de Latinoamérica.

El reconocido especialista en la realidad indígena latinoamericana fue invitado a la “Jornada de Pueblos Originarios y Derechos Humanos. Debates contemporáneos”, organizada por el Instituto de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UNLP y el Movimiento Internacional contra el Racismo y la Discriminación.

Stavenhagen, profesor-investigador emérito del Colegio de México, expresó a los asistentes que “la visión que tienen nuestros países sobre los pueblos originarios en general es un pensamiento ligado al pasado ya superado, en el mejor de los casos pertenecen a los museos y en los textos de historia brillan por su ausencia”. Pero, a juicio del ex relator, esto ha cambiado en las últimas décadas, “por eso hoy podemos hablar de un fenómeno sociológico, político, jurídico de emergencia como son los movimientos indígenas en América latina y que son parte de nuestra sociedad”.

La irrupción de los pueblos originarios ha ido configurando un nuevo mapa político en los Estados de Latinoamérica y que pone en crisis las Constituciones de los países. “Un ejemplo claro es Bolivia donde se ha declarado un Estado Multicultural y una nueva política de Estado hacia los pueblos originarios”, expresó Stavenhagen. Es decir, se está cuestionando el modelo básico de estos Estados por el sector social emergente que representan los pueblos originarios a poco de cumplirse el Bicentenario, y esto no es menor y menos aún casual a juicio del ex representante de Naciones Unidas en cuestiones indígenas.

Esto obliga además a repensar la concepción que se tiene de los conceptos de los Derechos Humanos, para tomar en consideración estos fenómenos históricamente nuevos referidos a la presencia de los pueblos originarios. “Esto no sucede solo a nivel de los países, sino también hacia el interior de las estructura de las instituciones de los Derechos Humanos. Hoy se puede afirmar que los pueblos indígenas son nuevos sujetos del derecho internacional”, señaló.

En las primeras declaraciones sobre Derechos Humanos de Naciones Unidas no aparecían los Derechos Indígenas, puesto que esta noción se contrapone con la concepción colectiva de los pueblos originarios. “El Derecho Humano tiene como espíritu el resguardo individual de los hombres y mujeres sin discriminación, eso es importante porque hasta mediado del siglo XX muchos países no aceptaban esto. La importancia del reconocimiento de la Naciones Unidas a los derechos indígenas, puso en evidencia la contradicción de las normas con la realidad, porque por primera vez se habla de derechos colectivos, la ley es igual para todos pero la sociedad de cada país no es heterogénea. Lo indígena no es solamente un atributo individual, es mucho más, es sentirse parte de una identidad colectiva, no solo histórica sino también geográfica, donde la territorialidad es parte esencial de la identidad”, enfatizó Stavenhagen. Y reconoció que este no es un debate acabado en términos de los Derechos Humanos a nivel internacional.

“Mucho se ha discutido qué hacer ante esto”, señaló el ex relator, “porque hay una desigualdad en los hechos: los pueblos originarios buscan igualdad pero también plantean sus diferencias culturales y sociales traídas de las culturas ancestrales de esos territorios que pertenecen y hoy están bajo las jurisprudencia de los países”. Esto comenzó a cuestionar el modelo, por las crecientes demandas de los pueblos originarios a la opinión pública, a sus propios gobiernos y principalmente hacia el sistema internacional, reconoció Stavenhagen.

Esto se refleja en la Declaración Universal de los Derechos Indígenas del 13 de septiembre del año 2007, donde 147 países lo ratificaron positivamente. Para Stavenhagen esto abrió una nueva perspectiva en término de los Derechos Indígenas a nivel internacional. “Hay un reconocimiento a la libre determinación de los pueblos, muchos países se oponen a esto y es obvio que lo hagan, pero la Declaración trata de delimitar esto porque no se trata de separación o fragmentación de los Estados nacionales, sino que lo que se plantea es en términos de los derechos humanos y es importante porque se trata de la libre decisión de los pueblos sobre su propio existir, sus propios futuros y al manejo de las políticas publicas, de sus recursos naturales a nivel interno y regional”, señaló. Esto esta plasmado en el Articulo 4 de la Declaración Universal de los Derechos Indígenas, donde además reconoce la autonomía y autogobierno derivados de la autodeterminación de cada pueblo.

A diferencia de la ONU, la Organización de Estados Americanos aún continua discutiendo una declaración. “Son nuestros gobiernos y ahí esta nuestra responsabilidad como ciudadanos, que señales les mandamos en materia de derechos humanos sobre los pueblos originarios”, enfatizó.

Existen muchos avances en los últimos 20 años referidos a los Derechos Indígenas a nivel internacional, pero también hay mucho retroceso en reformas legislativas en America Latina. “Todavía en nuestros Parlamentos hay voces que de ninguna manera quieren reconocer estos derechos y hay acciones de gobiernos, como es el caso de Chile donde se emplean legislaciones dictatoriales de la época de Pinochet para castigar y criminalizar a los indígenas que procuran defender sus territorios ante los embates de la globalización y explotación de sus recursos naturales”, señaló Stavenhagen.

Todo este proceso conforma un panorama nuevo que está en pleno desarrollo, evaluó el ex relator, y planteó que preocupa que “la opinión pública de nuestros países parece ser que no se ha dado cuenta”. Esto se refleja en “la visión que todavía tenemos a través de los medios, a través de los discursos oficiales, de vestigio del pasado y que los pueblos originario son los menos valorados en la concepción de la Nación y de la sociedad”, concluyó.

Tomado: http://www.eibmisiones.org/site/?p=460

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s